La menopausia es una etapa más del ciclo de vida de una mujer. Una etapa que suele ir acompañada de importantes cambios hormonales que pueden alterar de manera significativa tu calidad de vida.

Para la mayoría de las mujeres el inicio de la menopausia es un período incómodo.

La menstruación se vuelve irregular, cuesta más dormir por las noches y pueden aparecer en cualquier moento los molestos sofocos.

Por eso resulta especialmente importante que conozcas tu cuerpo y este período vital tan importante, para acompañarlo de la manera más amorosa y respetuosa posible.

Desde la medicina occidental se considera un proceso que ocurre naturalmente y que dependiendo de cada mujer puede ocurrir entre los 45 y 55 años de edad. La menopausia se produce porque los ovarios dejan de producir las hormonas de estrógeno y progesterona.

A menudo durante la menopausia, el peso varia. Pero es después de ella cuando estas variaciones son más acusadas. Y es que parte del tejido ‘metabólicamente activo’ se convierte en tejido adiposo o metabólicamente menos activo.

Síntomas de la menopausia

Cada mujer es un mundo y cada proceso de cambio, es personal y único. Como cada una de nosotras.

Estos síntomas no se tienen porqué producir en todas las mujeres, pero sí es normal que todas hayáis sufrido algunos de ellos:

  • Cambios en el período. Este suele ser el primer síntoma y de los más evidentes para todas.
  • Más sensación de cansancio.
  • Hinchazón, sobre todo en la zona abdominal.
  • Calores súbitos o sofocos. Estos pueden durar incluso unos años después de la menopausia.
  • Salud vaginal más deficitaria y dificultades con el control de la vejiga.
  • Insomnio o alteración del sueño.
  • Sudoración nocturna.
  • Disminución del apetito sexual o líbido.
  • Cambios de humor.
  • Problemas de circulación sanguínea con aparición de arañas vasculares o varices.
  • El cuerpo se comienza a sentir diferente.

Menopausia y Medicina Tradicional China

La Medicina Tradicional China nos ofrece otra visión, mucho más útil y enriquecedora ya que contempla la vida de la mujer en ciclos de 7 años. La primera menstruación aparece hacia los 14 años (7×2) y la última con 49 (7×7) cuando los ovarios dejan de funcionar.

Aquí se le denomina ‘la segunda primavera’ o ‘nuevo renacer’, ya que una vez sucede la mujer puede centrarse más en ella misma y sus propias necesidades.

La menopausia según la MTC (Medicina Tradicional China) se asocia con la disminución progresiva y natural de la esencia del riñón (Jing), y se hace tanto en hombres como en mujeres puesto que está ligado al propio proceso de envejecimiento.

Esta debilidad del riñón se manifiesta en los sentidos y los tejidos relacionados, el pelo se vuelve blanco, se pierde capacidad auditiva, etc.

En Medicina China todo está relacionado y a estos cambios hormonales y físicos, también se les añade el punto de vista energético.

Disminuye el Qi, energía vital y existe una progresiva debilidad en la sangre. Y esto sucede porque según la teoría de los 5 elementos (Agua, Tierra, Fuego, Metal y Madera) la función del elemento agua que regula la función ovárica, la fertilidad y también el oído y los huesos, representa la parta fría o el Yin de nuestro cuerpo.

Por otro lado, el elemento fuego controla las funciones de corazón, intestino delgado y las funciones mentales. Representa la parte caliente o yang del cuerpo.

En esta etapa la energía del elemento agua se va debilitando y aumenta la energía yang, la de fuego.

Esto sucede por dos razones, una porque al detenerse la menstruación el calor y la humedad que se eliminaba cada mes y ayudaba a equilibrar energéticamente, ahora se va a acumular (de ahí la hinchazón abdominal, edemas, circulación y varices). Y la segunda, porque acumulamos yang que es calor y este debilita al yin que es agua y se hace más difícil poder controlar el yang y el calor en el cuerpo.

El agua no puede apagar el fuego y pueden ser frecuentes los sofocos, mareos, insomnio, taquicardias e irritabilidad. El fuego a su vez produce sequedad en mucosas especialmente ojos y vagina. A su vez esta debilidad del Yin y el Yang generalizada se manifiesta en dolores lumbares, insuficiencia de sangre, osteoporosis.

Recomendaciones para sobrellevar la menopausia y sus efectos

  1. Es muy recomendable practicar ejercicio físico. Elige una actividad que te haga sentir cómoda. Activa tu circulación y mueve ‘tus aguas’ para reducir e incluso librarte de los incómodos sofocos y calores.
  2. Sigue una dieta baja en calorías. Que contenga alimentos ricos en agua, como frutas y verduras, alimentos que contienen isoflavonas y fitoestrógenos más importantes (limón, naranja, arándanos, apio, cebolla, manzana, perejil). Todo esto te ayudará a elevar los niveles de estrógeno de forma natural. Incluye semillas lino y sésamo, alubias, garbanzos, frutos secos. Y si es posible, suplementos de minerales Calcio, Magnesio, vitamina D, hierro y omega 3.

Los Aceites Esenciales serán también un soporte adicional imprescindible para mejorar algunos de los efectos y hacer que te sientas mucho mejor.

Un ensayo clínico realizado en 2016 donde se incluyeron 100 mujeres postmenopáusicas entre 45-55 años se demostró que con el Aceite Esencial de lavanda se ayudaba a reducir el número de sofocos. El aceite era aplicado por inhalación durante 20 minutos, 2 veces al día.

Además de reducir el número de sofocos, el Aceite Esencial de lavanda también consiguió reducir el estrés que normalmente va ligado a ello, mejorando la calidad de vida de las mujeres sin efecto secundario alguno.

Principales Aceites Esenciales y mezclas a usar

  • Para cambios de humor. Los aceites de Ylang Ylang, Rosa, manzanilla romana y lavanda con sus efectos calmantes y relajantes pueden ayudarte a mantener bajo control los cambios bruscos de humor, la irritabilidad o palpitaciones.
  • Sofocos. Para paliar los efectos del calor súbito, tanto de día como por las noches, los aceites frescos son la mejor opción. El aceite de menta por sus propiedades vaso constructoras, el aceite esencial de limón, albahaca, salvia esclarea. El cuerpo absorberá sus propiedades refrescantes ayudando a la temperatura corporal volver a su normalidad.
  • Para los dolores. Los aceites como el tomillo, romero, ebúrnea, relajarán la tensión muscular, mitigando los dolores en hombros, cuello y espalda.
  • Sueño y descanso. Para alteraciones del sueño, la lavanda es el aceite calmante por excelencia ayuda en la ansiedad, vértigo, nervios e insomnio. Si lo combinamos con otros aceites esenciales como la naranja, el cedro y el sándalo, sus propiedades se triplican.
  • Para la piel. La sequedad en la piel es uno de los efectos más habituales y visibles que van ligados a la menopausia. Se puede realizar una mezcla con aceite vegetal o crema base con aceite esencial de geranio, que apoya la sensación de melancolía que a veces puede relacionarse con este período.

Receta Serum Piel seca: 15ml Aceite vegetal de aguacate, 2 gotas de aceite esencial de lavanda, 4 gotas de aceite esencial de geranio, 4 gotas de aceite esencial de incienso.

  • Para la circulación. La disminución hormonal suele causar que las paredes de las venas se vuelvan más débiles, favoreciendo así la aparición de venas varicosas. Aceites esenciales como el ciprés, siempreviva y la salvia esclarea, mezclados con un aceite vegetal como el V6 (mezcla de aceites vegetales de sésamo, uva, trigo, almendra dulce, girasol y oliva) aplicado en un ligero masaje por toda la zona puede mejorar notablemente su aspecto.

varices y aceites esenciales

Suplementos para la menopausia

Además de una buena alimentación existen también suplementos que te aportarán todos los nutrientes que esta etapa necesita de manera especial.

  • SuperCAL. Suplemento de calcio y magnesio especialmente ideado para aportar lo necesario a la salud de los huesos, dientes y músculos. Esta combinación incluye potasio y zinc, importantes minerales para las funciones corporales.
  • Super Vitamin D. Masticable y absorbible, es apta para veganos. Tiene un delicioso sabor de bayas que apoya el crecimiento de los huesos y la salud muscular.
  • Progessence PHYTO PLUS. Contiene fitoestrógenos naturales que proceden del ñame silvestre, así como aceites esenciales de clavo, bergamota, incienso, cedro y copaiba y sin ningún efecto secundario. Es un excelente apoyo hormonal para la mujer.

Con todos estos cuidados se llega a la madurez con una nutrición viva que favorece el disfrute en el umbral de la sabiduría, con un flujo de amor radiante, de la fruta madura y rica que necesita tiempo para esparcir las semillas. Y una plenitud sexual que se abre al gozo que es VIVIR.

Carmen Enguita-Sexualidad después de la menopausia.

Estudios Clínicos del tratamiento con aceites esenciales durante la menopausia:

1. Effect of aromatherapy massage on menopausal symptoms: a randomized placebo-controlled clinical trial. Darsareh, Fatemeh MS1; Taavoni, Simin MS1,2; Joolaee, Soodabeh PhD1; Haghani, Hamid MS3

2. Effects of Inhalation of Essential Oil of Citrus aurantium L. var. amara on Menopausal Symptoms, Stress, and Estrogen in Postmenopausal Women: A Randomized Controlled Trial

  1. The Effect of Lavender Aromatherapy on the Symptoms of Menopause

Author links open overlay panelRoyaNikjouM.Sc.aRafatKazemzadehM.Sc.aFiroozehAsadzadehM.Sc.aRazzagFathiM.Sc.bFaridehMostafazadehM.Sc.a

4.Exposure to Essential Oil Odors Increases Salivary Testosterone Concentration in Perimenopausal Women.Wataru Tarumi, Chizu Kumagai, Kazuyuki Shinohara

×