El verano, una de las épocas más alegres del año, nací en verano tardío y siempre  ha sido una de mis favoritas.

Con la llegada de esta estación, los días son más largos y las noches más cortas. Es la época más calurosa del año y de temperaturas más altas.

Solemos disponer de algo más de tiempo libre por los períodos de vacaciones de algunas personas, o quizás realizar jornadas intensivas, o incluso los hay que incrementan sus servicios para poder estar disponibles para las personas que tienen algo más de tiempo.

En estas circunstancias particulares y sea como sea las altas temperaturas afectan a nuestros ritmos de sueño, y el aumento de las siestas que se retoman por el calor.

Es muy probable que practiquemos menos deporte, no nos apetece tanto entrar en sitios cerrados a practicarlo.

La temperatura ideal es de 21º por eso intentar descansar a más de 26º es difícil. El calor corporal afecta también el cerebro que genera menos melatonina hormona responsable de nuestro sueño.

El calor intenso obliga a nuestro cuerpo humano a un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal, por este motivo es tan importante beber líquidos y en concreto mucha agua para mantener una hidratación idónea.

Cuando nuestro organismo se caliente hasta los 39º o 40º el cerebro avisa a los músculos para que trabajen menos y comenzamos a sentir mayor fatiga y cansancio.

Cenar pronto, liviano y fresco, una ducha tibia antes de irnos a dormir, acostarse con un pijama ligero, unas sábanas de algodón, y buena ventilación en nuestra habitación, así como las persianas bajas o el uso de ventiladores, es aconsejable para disfrutar de un plácido sueño reparador.

Por todas estas razones, y por cuidarnos de manera especial en esta temporada tan bonita y jubilosa como es el verano, os comparto algunas maneras saludables para vivir a pletóricas:

1.Leer

nos reduce el estrés, nos aporta conocimiento y abre la mente, ampliando a su vez nuestro vocabulario, contribuye a su vez a mejorar el pensamiento analítico.

Con la estimulación de nuestro cerebro en la lectura se nos reduce el estrés. Y fomenta la atención y concentración de una manera muy fuerte y saludable para nuestras vidas.

Antes de dormir es un buen momento o en el rato que queramos aprovechar durante el día, todo lo que se lee, se queda en nuestra consciencia y sale a la luz cuando se necesite.

Brinda la tranquilidad del silencio, y no tener que pensar en nada referente a nuestra vida personal.

Es una ventana que nos permite viajar a otros mundos y abrir posibilidades.

 Como curiosidad, en Oxford se analizaron hábitos de casi 20.000 jóvenes con lo el ánimo de conocer que actividades precedían el éxito profesional al cumplir los 30 años. Y el impacto más significativo fue la lectura, ni el deporte ni el cine tuvo efecto alguno.

2.Meditar

Buscar tiempo a solas para iniciarnos en la meditación, aprovechar para aprender esa técnica de relajación y reflexión.

Es uno de los caminos más efectivos que podemos elegir para disminuir la presión del estrés y las preocupaciones que nos abordan diariamente. Hay más de 3.000 estudios científicos que avalan sus beneficios.

Baja las revoluciones aportándonos tranquilidad, aumenta nuestra atención y reduce a la vez ansiedad. Mejora el sistema inmunológico y nos vuelve más positivos, con mayor empatía y capacidad de hacer el bien.

Experimentos durante 15 años en la Universidad de Wisconsin, junto con 19 universidades y 100 monasterios, reflejan interesantes datos que se activan determinadas zonas del cerebro, reduciendo el volumen de la amígdala (involucrada en el la emoción del miedo) y conclusiones fueron que:

  • Reduce la presión sanguínea
  • Mejora la memoria emocional
  • Mayor consciencia personal
  • Relaja tensión muscular
  • Mejora concentración
  • Y Favorece un estado anímico armónico y equilibrado

3.Relaciones Sociales

Encuentros y tiempo con la familia, amigos, proponer planes divertidos, como ahora el cine de verano al aire libre, barbacoas nocturnas o charlar sencillamente un rato para saber como se encuentran.

U otras más creativas como escribir una carta o postal a alguna amistad ¿A quién no le hace ilusión recibir correspondencia? Son algunos ejemplos…

Además de ser una fuente de felicidad somos animales sociales, no vinimos para vivir en soledad.

Los contactos frecuentes y satisfactorios de tiempo, apoyo, tolerancia, lealtad y reciprocidad hacen que nuestra vida sea mucho más plena.

Las conexiones fortalecen nuestro sistema inmune, y protegen al cerebro de los efectos nocivos del estrés y enfermedades degenerativas.

Si, como ser humano al final de mi vida me preguntarán que es el éxito, respondería que es haber vivido una vida en la que viví, amé y respeté y fui respetado por los otros a los que amé y respeté. El éxito de una vida entera, de una vida completa, es el éxito en las relaciones humanas, una vida sin amar habrá sido desastrosa. Tzvetan todorov.

4.Naturaleza

los seres humanos tenemos una conexión neurobiológica con la naturaleza. Estar en contacto con ella nos proporciona bienestar físico y mental. Descubrir un nuevo lugar, paseo en bici, practicar yoga con los pies en la Tierra. Nos permite liberar tensiones y a la vez mantenernos en forma.

El mar, la piscina, los baños, nadar, una caminata por un bosque en las horas de menos calor, disfrutando del paisaje, hace que se agudicen nuestras habilidades intelectuales.

Nos acerca a aceptarnos como somos, aporta libertad, y al redescubrirnos es una fuente constante de inspiración.

Abre nuestros sentidos y la atención descansa. Nuestra energía se acomoda en la piel. Los iones y energía del sol nos recargan en unidad con la red de vida.

5. Alimentación

Es la base y los ladrillos de nuestra energía vital. En verano apetece como sabiduría de nuestro cuerpo alimentarnos ligero y fresco.

Por este motivo frutas y ensaladas se convierten en nuestro mejor acompañamiento.

Los zumos naturales mezcla de verduras y fruta se convierten en la mejor opción para comenzar el día aportando energía y numerosos nutrientes a nuestro organismo. Ya que el azúcar de la fruta se consume a lo largo del día y no se convierte en grasa.

Son hidratantes, antioxidantes, tonificantes y repletos vitaminas y minerales. Facilitan el tránsito intestinal y contribuyen al sistema inmunológico, evitando el cansancio y la fatiga.

La Oms recomienda 400 gr diarios de frutas y verduras. Al aportarnos hidratación y fibras naturales mantenemos limpios nuestros intestinos favoreciendo la absorción de nutrientes, que facilita las buenas digestiones y una eliminación optima de toxinas perjudiciales para nuestra salud.

Recetas Jugos:

  1. Zanahoria, pera o manzana
  2. Manzana, espinaca, jengibre
  3. Piña, pepino y apio
  4. Lima, limón, jengibre

Además, se le pueden añadir semillas, chía, sésamo, lino, o frutos secos como nueces, almendras.

Equilibrando a su vez, el óptimo estado alcalino de nuestro cuerpo.

 

6. Aceites Esenciales

los aceites esenciales presentes durante todo el año, son importantes aliados de nuestros cuidados veraniegos. 

Energía: Ningxia red es una bebida de bayas de goji, frutos rojos y aceites cítricos que además de aportarnos antioxidantes, nos aporta muchísima energía para todo el día.

Si bien durante el año la consumo de la nevera en un vaso chupito jugo en ayunas.En esta época suelo consumirla congelada, preparo formas con palitos de madera y sí lo adquiero en sobres los congelo directamente y aprovecho para refrescarme con este superalimento y delicioso tentempié en forma de helado.

Cabello: todos los cabellos necesitan un especial cariño y cuidado, y ¿Qué mejor momento para comenzar que durante el verano?

Suero para obtener un cabello de sirena:

Enjabona tus mechones de cabello con este suero espeso después de tu ducha matinal o nocturna, y deja reposar durante 30 min o toda la noche. Y después lava y seca y peina tu cabello como de costumbre.

Fortalece y da un brillo inigualable

10 gotas A.E de romero, 10 gotas A.E de Lavanda, 10 gotas A.E de cedro, 2 cucharadas aceite de argán y 2 cucharadas aceite de jojoba y pulverízalos con una botella vacía bien mezclados.

Aplicado principalmente en raíces y más ligero en centro y las puntas.

Protector de la Piel: disponer de un protector solar natural que te permita disfrutar el tiempo al aire libre sin preocuparte por quemaduras o por la intrusión de productos químicos y tóxicos en tu torrente sanguíneo. Es ideal en esta época.

Por eso el que utilizo es el Protector Solar Mineral con aceites esenciales que se puede utilizar toda la familia, niños y adultos.

Está formulado con aceites esenciales para la piel siempreviva, lavanda, mirra, incienso y semilla de zanahoria, además de plantas y minerales. Es resistente al sudor y al agua, durante 80 minutos.

Y además tiene el sello de la aprobación de la fundación del Cáncer de piel para uso diario. 

Sueño: Difusor con mezclas de paz y calma, cedro y mandarina y masajes en los pies con aceite de ciprés, menta refrescante y lavanda calmante, me ayudan a conciliar el sueño de una manera profunda y reparadora para comenzar mi día pletórica de energía.

En ocasiones si durante el día me siento las piernas cansadas, utilizo aceite de ciprés 2 gotas con 2 gotas de aceite de menta, que me refresca y me activa la circulación sanguínea aportándome sensación de ligereza y descanso muy placentera.

 

7. Voluntariado  

Aporta gran valor a los demás, pero también a nosotros mismos, ya que ayudando a otros lo hacemos simultáneamente por nosotros.

Puede beneficiarte a ti y a tu familia tanto como a la causa que elijas ayudar.

Lo cierto es que a veces nos resulta difícil encontrar tiempo para los demás, con todo lo que tenemos que hacer día a día. Sin embargo, los beneficios del voluntariado son tan grandes que vale la vida dedicar un poco de tiempo a desarrollar una actividad en favor de los demás.

Fundaciones, recogidas de plásticos en nuestras playas, economía solidaria, plantar árboles o participar en un jardín comunitario.

Nos permite conocer gente, amigos, desarrollar habilidades. Fortalece lazos de comunidad, amplia red de apoyo, y nos acerca a personas con intereses comunes.

Te facilita sentirte realizado y cuando mejor nos sentimos con nosotros más fácil tener una visión positiva de la vida y del futuro.

Solo con ser capaces de reducir el alcance de nuestros instintos egoístas y desarrollar un poco más la inquietud por los otros antes de morir ya podemos decir que hemos aprovechado esta vida. Dalai Lama

× ¿Cómo puedo ayudarte?